Come esto y no aquello para tener un vientre plano

Tips para una vida saludable

Muchas personas tienen la creencia de que para lograr resultados, y en este caso, un vientre plano la alimentación no importa, pero claro que importa, es de hecho la parte que más debes tomar en cuenta. Estas son algunas recomendaciones en tu intento por bajar de peso, de una vida más saludable y al querer tener un cuerpo más fuerte o estético. 

Lo primero que tenemos que sacar de nuestra vida es el refresco o bebidas gaseosas, no puedes intentar tener una vida saludable si existe el refresco dentro de tu cotidianidad. Si eres de esas personas que no se sienten cómodas bebiendo agua natural, te invito a cambiarlo por tés fríos o infusiones, pero recuerda que es mejor hacer tu propio té o propia bebida.

Segundo, incorpora más comida integral en lugar de refinada, con esto me refiero a más carbohidratos complejos que simples, es decir, integral y blanco. Por ejemplo, si vas a comer pasta, busca una opción integral, o ya sea de quinoa, de lentejas, de maíz, en lugar de pasta blanca. Cuando tu comes carbohidrato, sea salado o dulce, se metaboliza como glucosa.

Otra cosa que te convendría cambiar o sustituir son los lácteos, estos en realidad están llenos de grasa, sales y hormonas. Es mejor optar por opciones y bebidas vegetales, así que cuando vayas al super elige aquel que tenga menos azúcar, menos colorante y harina, el que sea “más saludable”. 

-Mira esta receta de un smothie verde para un vientre plano-

También, es importante dejar los cereales procesados, sé que suena imposible y más cuando crecimos con este alimento, pero esto te ayudará a dejar muchos otros alimentos procesados como las harinas. Los cereales de caja están cargados de carbohidratos simples, harinas y azúcares refinadas,  es mejor cambiar esto por avena o por quinoa.

Por último, olvídate de las grasas calientes, es decir, las cosas fritas, estas no dejan nada buen. Usa las grasas frías como aderezos y saca de tu mente la idea de que tienes que freír las verduras, sofreír la cebolla. Mantenlas frías como el aguacate, las nueces, el aceite de oliva, de coco, etc. 

Sé que puede sonar difícil, especialmente cuando estamos tan acostumbrados a consumir estos alimentos todos los días, pero sé que puedes lograrlo. No pierdes la motivación, y si caes en la tentación, vuelve a iniciar. Te invito a mi Reto Vegano de 7 Días, en el que a partir de comida natural y vegana, podrás iniciar el cambio que necesitas en tu vida para encontrar salud y bienestar.